Son nefastos, pues en pocos minutos, los microbios se transforman en ácidos que provocan caries. Esto no quiere decir que se deben de eliminar radicalmente de nuestra dieta, pero es conveniente cepillarse los dientes trás ingerirlos.

Si quiere saber más sobre endodoncia, empastes, fundas o coronas, etc… visite nuestra sección de Odontología conservadora y restauradora