Es el mayor avance de la odontología actual para reponer piezas perdidas.

Los implantes son unas raíces artificiales de titanio clínicamente puro (biocompatible con el organismo humano) que se colocan en el hueso mandibular o maxilar, creando una base sólida para restaurar dientes individuales, prótesis parciales o totales.

Utilizamos sistemas para guiar la cirugía, obtenidos por técnicas de imagen, basados en aplicaciones de digitalización y visualización por ordenador, en base a un scanner de los maxilares del paciente.