Es un estudio radiológico donde es posible observar todos los dientes, sus tejidos de soporte y estructuras anatómicas adyacentes.

Aunque es una herramienta muy útil para un diagnóstico inicial, es necesario un examen tridimensional adicional (scanner 3D), cuando se requiere un diagnóstico muy preciso.