Estimula la circulación por lo que evita la acumulación de líquidos causantes de celulitis, varices, etc.

Reduce la hinchazón, la inflamación y los edemas.

Alivia la fatiga de las piernas.

Se recomienda para las circunstancias en las que existe mala circulación sanguínea, con en los caso de hipertensión o diabetes.

Se recomienda en post cirugías de las mamas (mastectomías, etc.).

Complementa a otros tratamientos con el objetivo de perfilar y remodelar el cuerpo.

 

 

5_presoterapia_def-01