Es una pequeña infección que se suele localizar internamente alrededor de un diente o en su ápice radicular (al final de la raíz). A veces se presenta con dolor y en otras ocasiones pasa totalmente desapercibido. Por ello, es muy  importante hacer un chequeo radiográfico para detectar la presencia de estas infecciones, ya que muchas veces pueden ocasionar problemas tales como, caída de cabello, problemas oculares y de oído. También puede estar relacionada con la aparición de problemas cardiovasculares.

Si quiere saber más sobre endodoncia, empastes, fundas o coronas, etc… visite nuestra sección de Odontología conservadora

 

 

Picture: “Nasolabial duct cyst”. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikipedia